Cargando...

Itapúa

Este departamento que se extiende en la ribera derecha del río Paraná tiene en su parte norte una zona de tierras altas muy bien regadas por pequeños ríos y grandes arroyos. En su faja central predominan suelos aptos para la agricultura y más al sur tiene tierras bajas aptas para el pastoreo.

Su capital es la ciudad de Encarnación, actualmente sometida a obras de gran envergadura por la terminación de la represa de Yacyretá. Nuevas rutas de acceso, largos puentes, acondicionamiento de costas, avenidas costaneras, nuevas urbanizaciones, construcción de aeropuerto y otros emprendimientos que le confieren una nueva fisonomía, pero sin perder su identidad forjada por el proceso de incorporación de colectividades extranjeras que le confieren una estampa cosmopolita.

El Departamento de Itapúa es el depositario de tres de las grandes reducciones jesuíticas que existieron en el Paraguay: Santísima Trinidad del Paraná, Jesús de Tavarangue y San Cosme y San Damián. Santísima Trinidad ofrece el recorrido cultural “Luces y Sonido”; Jesús de Tavarangue, su imponente estructura inconclusa; y San Cosme y San Damián; el agregado de su Centro de Interpretación Astronómica “Buenaventura Suárez”. Las misiones de Trinidad y Jesús fueron declaradas Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO en 1993.

Por la calidad y diversidad de su gente, por el volumen y variedad de su producción y por su clima, este departamento es conocido como “el crisol de razas” y como “el más rico del Paraguay”. En sus distritos viven colectividades de alemanes, ucranianos, holandeses, belgas, japoneses, brasileños, eslavos, polacos e inmigrantes de otra procedencia que se integraron totalmente a la forma de vida nacional, pero sin perder sus rasgos culturales originarios.

Itapúa alberga a 30 distritos municipales diseminados a lo largo de las rutas 1 y 6, ruta Graneros del Sur o la ribera derecha del río Paraná. Todos ellos cuentan con servicios turísticos de buena calidad.

Posadas Turísticas

Información